UBS

altarcatolico

opus dei

OPUS DEI


Descubramos lo que se denomina el Opus Dei que siendo una logia secreta, veremos todo lo que compone la organización entre otros detalles a la que le llaman "el mar sin orillas".



LA VERDAD SOBRE EL OPUS DEI – UNA SECTA PELIGROSISIMA

escriva-de-balaguerEsta página es un esfuerzo del grupo católico de oración María Auxiliadora, cuyo fin es hacer conocer las características del Opus Dei, empleando fuentes serias y documentadas. La idea surgió al ver que el Opus Dei practica el engaño, porque funciona en la práctica como logia secreta, y debido a que personas bienintencionadas han sido atraídas y han pasado por desagradables experiencias. Cristo es verdad y no logias secretas manipuladoras, por lo que pasamos a señalar aspectos principales del Opus Dei.

SOBRE SU FUNDADOR.- Este punto trata, entre otros, de la evidencia de enfermedad mental del fundador y hechos escandalosos de su vida y entorno.

El fundador fue José María Escrivá de Balaguer. Nació en España en 1902, en una familia pobrísima, tan pobrisima que eran de israel. Entró a la preparación para el sacerdocio cuando en España la gente de poblados menores, como el suyo, encontraba al sacerdocio como la única posibilidad para la formación profesional. Sus contemporáneos lo recuerdan como una persona poco dotada. Uno de ellos, Manuel Mindán, lo calificaría como ‘hombre oscuro, introvertido y con notable falta de agudeza… No me explico cómo un hombre de tan pocas luces pudo haber llegado tan lejos.’ Pues bien, quien lo hizo llegar tan lejos fue alguien en el mandato de Franco, la historia nos demuestra que los dictadores han promovido locos, criminales o delincuentes, siempre que se sometan a sus objetivos, y que han perseguido a las mentes más brillantes, por no comulgar con su abuso. Escrivá fue conocido por su carácter irascible y su vulgar personalidad. Siendo ya religioso, se evidencia su personalidad patológica con frases como ‘ahorcaría al último obispo con sus propias tripas’, lo que es común en psicópatas. Otro rasgo: la mentira o mitomanía y el fraude. Siendo su familia pobrísima, la mantuvo con su sueldo en un apartamento modesto. Cuando éste fue destruido por la guerra civil, creó la historia de que vivió en un ‘noble palacio’. Su complejo de miserable fue más allá, y cuando ya era religioso, compró en 1968 el título nobiliario de Marqués de Peralta, demostración de su megalomanía o delirio de grandeza. Esto sería ridículo en una persona común, y es imperdonable en un religioso. Sin embargo, esta persona burda trataba de impresionar usando cilicio(1) hasta sangrar, lo que denota otro rasgo de anormalidad. Durante su vida, apoyó a la dictadura de Franco, y admiró a Hitler. Una frase suya: ‘Hitler contra los judíos, Hitler contra los Eslavos, esto significa Hitler contra el comunismo’. Escrivá amaba la violencia de la guerra, así, dijo: ‘¡La guerra! La guerra tiene finalidad sobrenatural… Pero tendremos, al final, que amarla, como el religioso debe amar sus disciplinas.’ (Camino, máxima 311). Camino es obra suya, su producción escrita es una mezcla de copias de diferentes corrientes, como la jesuita y la masonería, no aporta originalidad, sino en cuanto a su vileza. Poseía una mente enferma y una personalidad codiciosa, vulgar, soberbia y perversa. Increíblemente, por influencia del Opus Dei en el Vaticano, fue beatificado. Siendo requisito para la beatificación una vida ejemplar, virtudes, etc., resulta obvio que se trató de un fraude más del Opus Dei. Hay muchos expedientes de beatificación de personajes de vida verdaderamente ejemplar y honorable, que han quedado siglos (hasta hoy) sin pasar a la beatificación, Ej.: María de Jesús Agreda (siglo XVI), Hildegard von Bingen (siglo XIII), ambas religiosas, que llevaron vida santa, dedicadas casi toda su existencia a su ministerio, y autoras de bellísimos y espirituales escritos; la Bingen poseía los dones de profecía y curación y en vida llegó a curar a ciegos inclusive. Sobre Agreda hubo una objeción a su proceso porque dijo que sería un pecado oponerse a su obra ‘La Ciudad Mística de Dios’. Sin embargo, es cierto que es pecado oponerse a las obras que elevan el espíritu. Entonces, ¿no debían haber sido cuestionadas las monstruosidades que dijo Escrivá? El costo de esos procesos es altísimo, pero por la cantidad de dinero que maneja el Opus Dei, eso no fue problema para ellos. El supuesto milagro de curación de Escrivá después de su muerte (en el proceso) es otro fraude, producto de la mala calidad de médicos españoles. Ningún católico en su sano juicio podrá creer que semejante monstruo es capaz de producir milagros. Estos son los siguientes fraudes que preparan: la beatificación de Montse Gratses, Miguel Díaz del Corral e Isidoro Zorzano Ledesma, católicos comunes y corrientes como cualquier otro. ¡Ojo: el Opus Dei ha copado la oficina de canonización del Vaticano! Necesitan desesperadamente fabricar un santo.

De acuerdo con una biografía escrita por Peter Beglar (la cual tiene un Imprimatur y un Nihil Obstat del Arzobispado de N. York), Escrivá estuvo internado como paciente psiquiátrico por cinco meses en un manicomio para escapar de la persecusión durante la guerra civil. Mientras tanto, sus cinco discípulos permanecieron escondidos en diversos lugares, todos ellos corrían el riesgo de ser apresados. Siendo el Opus De (OD) una secta que practica los fraudes, podemos suponer que explicaron esto de esta forma, porque aceptar la locura de Escrivá es vergonzoso para ellos. Es perfectamente lógico suponer que Escrivá necesitó permanecer en el hospital para tratar su enfermedad mental. Si lo que sus biógrafos dicen es cierto, podemos preguntarnos: 1) ¿Cómo pudieron sobrevivir sus discípulos la persecución en otros lugares, sin recurrir a esconderse en un manicomio? 2) Si Escrivá decía que era como un padre para sus discípulos, por qué no pidió a su supuesto amigo (el director de la clínica) que acoja también a sus discípulos? Siendo mentirosos los mandos del OD, deberíamos también dudar de esa historia. Por otro lado, sus escritos, palabras y comportamiento son evidencia de que el tratamiento psiquiátrico de Escrivá no fue completamente exitoso, pudieron manejar de alguna manera un espisodio incontrolabre que lo condujo a la clínica psiquiátrica, pero su insania continuo hasta su muerte. Sobre su desequilibrio mental, podemos recordar algunas cosas, de acuerdo con sus biógrafos oficiales:

—En 1928 dijo que ‘Dios se dignó iluminarlo y tuvo una visión mística sobre el OD y lo que el Señor quería con ‘la obra’ a través de los siglos, hasta el final de los tiempos’ (en realidad tuvo alucinaciones o creó una fantasía para parecer grande). Es común en los locos creer que tienen una misión mundial salvífica.

—Escrivá siempre dijo que el verdadero fundador del Opus Dei es Dios mismo, y que tiene un carácter universal…

-Máx. 863 ‘…hijos, cuando son sinceros… serán omnipotentes…’

-En un artículo dijo que mientras estaba en un bus: ‘…sentí el obrar de Dios en mí, en mi corazón y en mis labios, y con una fuerza arrolladora desarrolló el suave grito ‘Abba Padre…’ Es común en los insanos decir que de pronto sienten una fuerza avasalladora.

 

SOBRE EL OPUS DEI.- Esta parte señala los métodos, historia, corrupción, su carácter de mafia política y económica, principales representantes en el Perú, su carácter fascista, sus vinculaciones con las dictaduras en el mundo y Unidad Nacional en el Perú, agrupación liderada por Lourdes Flores. El Opus Dei predispone a las perturbaciones mentales. Su actividad envilece la educación.

Durante sus primeros años se desenvolvieron en un fraude jurídico, en contubernio con la dictadura franquista. Su afianzamiento se debió a su adulación y a la coyuntura de la época: el Opus Dei buscaba ocupar posiciones en las principales universidades españolas. Durante la guerra civil, muchos de los profesores y catedráticos de estas fueron ejecutados, otros partieron al exilio. La situación fue tan grave que no podían seguir funcionando estas universidades. Esto fue aprovechado por Escrivá, que ya había reclutado dentro del Opus Dei a profesores mediocres o incompetentes de universidades de provincia, con los cuales copó las vacantes de las principales universidades. Después consiguió de Franco un presupuesto privilegiado para los centros de enseñanza controlados por el Opus Dei y todo el sector educación, que por su poderosa influencia política manejó a su antojo. En lugar de seleccionarse los mejores catedráticos, se prefirió a miembros del Opus Dei. Esto fue la desgracia de la ciencia en España, que en la segunda mitad del siglo XX no produjo ningún científico notable, no obstante haber canalizado todos sus esfuerzos a la educación de la burguesía. Sin embargo, el Opus Dei se preocupó en fabricar falsas famas a sujetos mediocres. ¡Hasta hoy, en España personas incompetentes pueden optar un título de doctor en ciencias! Dejaron en la ignorancia o semiignorancia a las clases necesitadas, por temor a que puedan constituirse en una clase pensante y cuestionante. Cuando surgían grupos de educandos que componían coplas rechazando el favoritismo del Opus Dei a sus miembros, esta secta respondía con violencia y destrozos. Además de educación, el Opus Dei se infiltró y parasitó en todo el inmenso aparato burocrático del estado español, en puestos clave. Han constituido un imperio económico gracias a los favores durante las largas décadas de la dictadura franquista, donde se enquistaron en el poder y llegaron a constituir gabinetes ministeriales íntegros de miembros Opus Dei o simpatizantes, los cuales dictaron leyes que favorecieron económicamente a los intereses de sus miembros, mediante una mafia tecnocrática que ocupó los puestos mejor pagados de España y creó nuevos puestos inútiles para sus seguidores, suculentamente pagados. Sus miembros se han visto implicados en corrupción, malversación y prácticas inmorales.

Escrivá ha diseñado la estructura del Opus Dei copiando a los jesuitas en su organización, pero mezclando el carácter de logia secreta de los masones, más un ingrediente totalitario. En cuanto a fondo, es católico fundamentalista, desgraciadamente ha absorbido lo más oscuro del catolicismo y le ha añadido un tinte político fascista. Por eso prosperaron en la dictadura de Franco, con Pinochet, Videla, y en el Perú tuvieron gran influencia con la dictadura fujimontesinista, encabezados por el cardenal Cipriani. La característica secreta les hace negar ante los demás su ideología totalitaria, lo cual sólo lo revelan a medida que el reclutado avanza en la orden. Al Opus Dei lo caracterizan:

La deshonestidad de sus altos mandos. Actualmente el Opus Dei maneja intereses económicos gigantescos. Su sede en N. York está avaluada en 42 millones de dólares.

- En sus inicios, sus bases de operaciones sirvieron para el reclutamiento de la organización fascista ‘Joven Europa’, dirigida por militantes nazis, y con vinculaciones con el fascismo italiano y español.

El reclutamiento subrepticio y deshonesto. Al potencial miembro no le dicen que son Opus Dei, sino hasta que lo creen convencido. Esto no lo practica ninguna orden católica, en las cuales todas las reglas son claras y limpias. Ojo padres: ¡a los menores les inducen a firmar un documento de adhesión y les dicen que oculten esto a sus padres! Esta secta rompe el lazo de confianza y comunicación entre padres e hijos. La sociedad debe tomar conciencia de este grave hecho. Por supuesto, de este procedimiento no dejan constancia por escrito, allí utilizan el secreto de logia, para no comprometerse.

El desprecio por la mujer o misoginia. Para Escrivá las mujeres son inferiores y despreciables, de ellas dijo: ‘deberían ser como una alfombra donde la gente puede pisar’. Se le considera un ser que no debe ilustrarse, máxima 946: ‘…ellas no hace falta que sean sabias: basta que sean discretas…’

- (¡Atención discapacitados!), para el Opus Dei las personas con cualquier defecto físico son inferiores y nunca llegarán a ser miembros numerarios. ¡El sucesor de Escrivá, Echevarría, dijo que nacen discapacitados debido a prácticas sexuales pecaminosas de los padres!

Practicar el lavado de cerebro en forma tal que el miembro no conoce el límite entre el delito, la ética y la moral. Ej: de sus miembros principales en el Perú: Rafael Rey, siendo congresista, dijo que no se arrepiente de haberse reunido con Montesinos para liberar a su amigo del Opus Dei, preso por secuestrar al psiquiatra Mariano Querol. Martha Chávez, otra Opus Dei prominente dijo que deberían abalear a los manifestantes de la marcha de los Cuatro Suyos. Rafael Rey es miembro de Unidad Nacional, partido liderado por Lourdes Flores. El Opus Dei (miente como siempre) dice que no apoya a ningún grupo político, pero Rey es la cabeza del respaldo del Opus Dei a esta agrupación. Francisco Tudela, otro miembro prominente, fue el gestor de una ley para exculpar a criminales (Grupo Colina) del régimen fujimorista. Otros miembros principales son: Fernando de Trazegnies, quien fue acusado por defender la usurpación de una importante mina, Luisa M. Cuculiza, Blanca Nélida Colán, que obedeció ciegamente a Montesinos, Enrique Chirinos, Domingo Palermo, Fernando Dianderas, Juan Hermoza Moya, Federico Salas, que se burló de las aspiraciones de los campesinos huancavelicanos, y pretendió instalarse en el Ministerio de Educación, para manipular desde allí como lo hizo el Opus Dei en España. Durante la dictadura los miembros del Opus Dei se distinguieron por su defensa abierta o asolapada al régimen y al fraude electoral, que era de conocimiento de toda la ciudadanía. Actualmente Tudela necesita de tratamiento psiquiátrico. Otros miembros son importantes empresarios, como Dionisio Romero, banquero que se benefició con muchas leyes fujimontesinistas ( como lo hacía el Opus Dei con las leyes en España), y hasta el último momento colaboró con la mafia, prestando su avión para la fuga de Montesinos. Estuvimos a punto de que se repita la historia española en nuestro país, pero debemos estar alertas, ellos siempre esperan una oportunidad para volver al ataque, como ahora lo pretenden hacer en España con Aznar, cuya esposa es militante Opus Dei.

- La reacción irracional contra los valores del mundo moderno. Usualmente el Opus Dei tilda de marxistas a quienes hablan de justicia social y derechos humanos (¡pobre San Martín de Porres, patrón de la justicia social en el Perú!).

Intolerancia ciega a otros credos. La reina Isabel (cabeza de la iglesia anglicana) es tildada de ‘demonio’. Desprecian a otras órdenes católicas y las atropellan groseramente.

El abuso de la información. Los reclutadores son obligados a escribir reportes individuales sobre cada miembro, para ser alcanzados a sus superiores (todo un trabajo de inteligencia), en cada país siempre hay miembros pertenecientes a los servicios de inteligencia, como el SIN en el Perú y la CIA en EEUU, prestos a realizar siniestras actividades, a enseñanza de Escrivá.

La deshumanización, que les hace ver como ‘enemigo’ al que se opone a sus ideas, considerándolos seres inferiores o fuerza subhumana Esto puede ser una justificación para su erradicación. Así pensaban Hitler y los nazis. Escrivá enseña quitarse el corazón, los sentidos y emociones, máximas 166, 181, 188, lo cual prueba que Escrivá era un psicópata, pues el psicópata desdeña todo sentimiento con tal de satisfacer sus apetitos. Estas enseñanzas pueden producir gente tan despiadada como los nazis. Máxima de Escrivá Nº 367: se les enseña a sus miembros que son bellos e inteligentes, y deben mirar a los demás como inferiores o animales. Se les enseña a trabajar secretamente a las espaldas de los demás, Máx. 643. Su meta es copar cargos y ser un movimiento con dominio mundial.

- Enseñar que los sacerdotes son seres superiores a los demás. Practican el culto irracional a la persona de Escrivá.

Mutilar el valor de la fraternidad, considerándose posible sólo entre miembros del Opus Dei. Estas ideas son peligrosísimas, muere el amor al prójimo. Los demás sólo son vistos como potenciales miembros, como enemigos o aún, como demonios.

Practicar el fraude, fabrican falsas famas de sus miembros, su aparato de propaganda recibe instrucciones de promover a sus miembros. Escrivá les enseña a luchar por un cargo de dirección aunque sean necios: Máx. 352: ‘Corrígete, por favor. Necio y todo, puedes llegar a ocupar cargos de dirección…’. Se convierten en individuos sinvergüenzas aferrados a altos cargos; hasta que los tienen que remover porque no tienen la decencia de reconocer sus limitaciones.

- Una vez que un miembro llega a cierto nivel, firma un documento, donde señala que el Opus Dei será el heredero de sus bienes.

- Practicar el delito de violación de correspondencia, penado por la ley. En los grupos que llevan vida común, los miembros no tienen derecho a la intimidad, el director abre todas las cartas que salen o entran.

Practicar una división de clases al estilo de castas de la India, donde los pobres son los despreciables apestados, y se evita su contacto con los miembros pudientes. Cuando reclutan mujeres pobres, se sirven de ellas como empleadas domésticas.

- El miembro del Opus Dei aprende poco de ética y moral, pero se pone énfasis en signos exteriores como el castigo corporal: es obligatoria la flagelación en las nalgas (deben culminar diciendo la frase de Escrivá: ‘¡Tu mayor enemigo eres tú mismo, bendito sea el dolor!), el cilicio, el ayuno, en ocasiones dormir en el suelo . Si bien es cierto que hay santos que han practicado la penitencia corporal, si no existe ética ni moral, ¿de qué sirve la flagelación o cualquier rasgo externo? ¿Podría impresionar espiritualmente un Hitler o un Montesinos flagelándose?

- A los miembros se les recomienda no hablar a sus familias de sus propósitos de pertenecer al Opus Dei de por vida. Inclusive, a cierto nivel se les aconseja no tener fotografías de sus seres queridos.

- En su rito de iniciación sus votos son ante una cruz sin Cristo, insulto a la Pasión de Nuestro Señor. (Ellos dicen que es porque la es cruz del iniciado).

Su codicia, valen más los más pudientes, porque de ellos ‘cosecharán más’. Ocultan a los principiantes que una vez que han hecho los votos y a partir de determinado momento, su sueldo no les pertenecerá, sino al Opus Dei.

- Los miembros son controlados hasta en lo que pueden leer, produciéndose un deterioro mentaldebido a la estrechez de ideas en que se desenvuelven. ¡Sin embargo se les hace creer que son una élite superior! Es usual que se conviertan en individuos con dificultades de desenvolvimiento social.

- A los miembros se les dice que si abandonan el Opus Dei serán condenados. ¡Vaya farsa! El católico sí puede dejar una orden e ir a otra. Ej.: San Antonio de Padua, quien primero fue agustino y después franciscano.

- El teólogo Urs von Balthazar dijo: ‘Sin duda, el Opus Dei es la más fuerte manifestación integrista de poder en la Iglesia… posee altos puestos en el gobierno, bancos, editoriales, revistas, periódicos… Es innegable que el hecho de la fundación del Opus Dei está marcado por elfranquismo: ésta es la ley en la que ha sido formado.’ La Iglesia pide perdón por haber guardado silencio ante la violación de los derechos humanos en ciertos casos, pero no se ha manifestado expresamente sobre su silencio durante el sangriento régimen franquista, ni sobre el concubinato entre Escrivá o el Opus Dei y Franco.

- Un caso extraño es que el Papa Juan Pablo II se arrodille ante la tumba de Escrivá. ¿Por qué lo hizo?, ¿como resultado del lobby del Opus Dei? ¡De acuerdo con el protocolo, un Papa sólo puede arrodillarse ante la tumba de un cardenal!

Esta secta es psicológicamente hablando, peligrosísima, abundan los casos de perturbación psiquiátrica. Deforman la personalidad por desenvolverse en normas producto de la mente enferma de Escrivá. El obispo Opus Dei Xavier Laurizaca, que prologó el libro ‘Camino’ de Escrivá, terminó en un manicomio. El padre Arrupe pensaba que el caso de Escrivá se inscribe dentro del sicoanálisis, pues a menudo afloraban sus obsesiones sexuales. Carmen Tapia, ex-miembro y autora de ‘Tras el Umbral-Una Vida en el Opus Dei’, refiere que Escrivá dijo sobre una miembro que secretamente le trajo correspondencia: ‘ahora será azotada, bájenle la falda, rompan sus calzones, y dénle en el poto’. Otro rasgo de megalomanía es que se comparó con Cristo al reclutar 12 colaboradores -como los 12 apóstoles de Nuestro Señor- para empezar su ‘obra de Dios’ (Opus Dei), de la cual ha dicho que es divina. Esto significa blasfemia, habla del producto de su perversa mente como si fuera obra de Dios. Se debe tener presente que Escrivá de Balaguer fue un enfermo mental, cuya desquiciada ‘doctrina’ ha conducido a más de uno al manicomio o a la consulta psiquiátrica (como es el ya conocido caso de Tudela).

En resumen, obtuvieron reconocimiento del Vaticano porque pusieron por escrito sólo lo más aceptable en sus constituciones, lo siniestro es manejado a modo de logia secreta.

En el Perú, el miembro principal es el cardenal Cipriani, descarado defensor y cómplice de la dictadura fujimontesinista, debido a que el Opus Dei consiguió muchos favores, y por la naturaleza fascista del Opus Dei. Conviene saber sobre Cipriani:

- Dijo que ‘los derechos humanos son una cojudez’

Se opuso a la obra de caridad del cardenal Vargas Alzamora en el Hogar de Cristo, valiéndose de su influencia con la dictadura. El hermano del difunto cardenal lo acusa de querer apoderarse de los fondos de esa institución. También se opuso a las madres carmelitas de Cajamarca, cerrando su comedor de caridad. ¡Esto en una zona pobrísima! ¡Quien se opone a la caridad se opone a Dios!

- Su lenguaje es procaz, de bajos fondos, tal como se ha comprobado en un ‘vladivideo’, profiere groserías de grueso calibre.

- Fue defensor de la pena de muerte.

Blasfemó diciendo que el Canal 4 ‘tiene una luz como la de Dios’, (canal de televisión controlado por Montesinos, al servicio de la dictadura, el cual produce programas inmorales).

- La periodista inglesa Sally Bowen afirma que introdujo micrófonos en un crucifijo durante la toma de la embajada japonesa, que finalizó en la masacre de subversivos ya rendidos, como lo confirma la denuncia de el diplomático japonés Hidatake Ogura.

- El cardenal Vargas Alzamora dejó constancia en una carta de que Cipriani es mentiroso.

- Cipriani viola el octavo mandamiento mintiendo, viola el primero desafiando a Dios, dando mal ejemplo y blasfemando; y el segundo mandamiento de Jesús, despreciando al prójimo.

- Por defender a Montesinos pidió ‘mesura’ en el grotesco caso del narcotraficante ‘Vaticano’, cuando éste desenmascaró a Montesinos jefe de la mafia de narcotráfico.

- Incitó poner fin a la libertad de prensa proponiendo un ‘control de calidad’.

- Por defender el fraude electoral de Fujimori en el 2000, ofendió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, diciendo: ‘espero que no vengan a plantear fantasías sino a verificar que hay libertad y respeto’. Cuando todos los peruanos sabemos que el fujimontesinismo no respetó a ninguna institución.

Se opuso a la mediación de la Iglesia en la grave crisis generada por el fraude electoral (porque sabía que la Iglesia Peruana podía ayudar a esclarecer la verdad). En su ignorancia, él y el padre Mc. Gregor dicen que la Iglesia no debe intervenir en política. La historia demuestra que para evitar violencia la Iglesia ha intervenido en casos delicados Ej.: el difiriendo Chile-Argentina; San Vicente Ferrer fue uno de los mediadores en la crisis política con la corona de Aragón. Sin embargo Cipriani se contradice, sí participó amplia y escandalosamente en política defendiendo el régimen fujimorista, cuando su deber era protestar por los crímenes y torturas. Al caer la dictadura llamó al perdón y la reconciliación, en lugar de solicitar el juzgamiento de la mafia narcocriminal y terrorista, para ejemplo de la juventud. Un juicio exhaustivo debería contemplar la condena de este ideólogo principal del régimen, como hizo Alemania al juzgar a los nazis.

Utilizó el púlpito para atacar a quienes les tiene ojeriza. En Ayacucho atacaba desde el púlpito a todo funcionario que él no había nombrado (con Fujimori tenía real poder político). Esto evidencia su sed inmoral de dominio, aprendida de Escrivá.

- Hostiga a los homosexuales condenándolos, afirmando que no están en el plan de Dios, en lugar de llamarlos a la conversión y al arrepentimiento, como el Papa.

- No obstante su grotesco actuar, no soporta crítica alguna, a las que responde con soberbia y cinismo, sin reconocer su aberración ni arrepentirse o disculparse, diciendo que es ataque a la Iglesia. Como todo Opus Dei, no se disculpa ante los que discrepan con él, por considerarlos inferiores o marxistas, el lavado de cerebro le ha bloqueado la capacidad de análisis, carece de ética, moral y respeto por sí y los demás. No sería raro que termine en manos de psiquiatras.

¿DONDE PUEDE EL OPUS DEI RECLUTAR A TU HIJO, HERMANO O AMIGO? Entre grupos católicos parroquiales comunes, retiros, colegios, universidades, centros laborales, etc. (Centros educativos controlados por el Opus Dei son los colegios: Alpamayo, Salkantay, Santa Margarita, Universidad de Piura, Escuela Montemar, el colegio Santa María es un punto importante de reclutamiento). Inicialmente no se identifican como miembros del Opus Dei, sino que dicen ser sólo católicos, hasta que la presa cae.

¿CUAL ES LA MEJOR FORMA DE DESHACERSE DE ELLOS? Decirles que has leído estas cosas, y que sabes que el Opus Dei es nocivo, y que nunca creerás sus mentiras mezcladas con verdades.

PREVENCION.- Hablen con sus hijos y pregúntenles qué les enseñan las personas que les hablan de religión. Enseñen a sus hijos a no esconder nada a sus padres, especialmente si son menores. Si sus hijos hacen caso a lo que dice el Opus Dei, es decir, que escondan lo que hacen a sus padres, se exponen a que puedan esconder cualquier hecho perverso que pueda tramar contra ellos un adulto. Un porcentaje menor de esta secta es religioso, los demás desempeñan trabajo o estudio igual que cualquier ciudadano, por lo que pasan desapercibidos, lo cual facilita el reclutamiento.

 

CIUDADANO CREYENTE Y NO CREYENTE, DIFUNDE ESTE TEXTO

 

Notas:

(1) Cilicio.- Faja de cerda o cadena de hierro con puntas, que para mortificación se usa ceñida al cuerpo.

(2) Otra muestra de la violenta y perversa insania de Escrivá, párrafo tomado del libro de Carmen Tapia: “Entonces, monseñor Escrivá empezó a caminar de un lado a otro, muy agitado, muy irritado, rojo, furioso, mientras decía: – Y no hables de la Obra ni de Roma con nadie. No nos dispongas con tus padres, porque ¡¡¡si yo me entero que hablas algo peyorativo de la Obra con alguien, yo, José María Escrivá de Balaguer, que tengo la prensa mundial en mis manos -y decía esto mientras con un gesto confirmaba con sus manos esta idea- te deshonraré públicamente, y tu nombre saldría en la primera página de todos los periódicos, porque de eso me encargaría yo personalmente y sería tu deshonra ante los hombres y ante tu propia familia!!! (…) -Y mirándome de frente, con una ira espantosa, moviendo los brazos hacia mí como si fuera a pegarme, agregó gritándome-: Eres una mala mujer. ¡Una pérfida mujer! ¡La Magdalena era una pecadora!, pero ¿tú? ¡¡¡Tú eres una corruptora con tus inmoralidades e indecencias!!! ¡¡¡Eres corruptora!!! Lo sé todo. ¡¡¡TODO!!! ¡¡¡HASTA LO DEL NEGRO VENEZOLANO!!! ¡Eres terrible! ¡¡¡TE DA POR LOS NEGROS!!!”

Bibliografía (lee esto y mucho más en estas fuentes, que presentan serios trabajos de investigación):

Magno Sosa: ‘Cipriani, el Teólogo de Fujimori’, Lima Perú, año 2000

Carmen Tapia ‘Tras el Umbral, una Vida en el Opus Dei’ Ediciones España, 1994

Jesús Ynfante: ‘La prodigiosa aventura del Opus Dei – Génesis y desarrollo de la Santa Mafia’, Ediciones Ruedo Ibérico, París

Diario Liberación, Lima, números diversos, 2000-2001

Diario La República, Lima números diversos, 2000-2001

(En El Comercio un miembro religioso del Opus Dei ha conseguido una posición en la sección de religión, por eso en ese periódico evitan pronunciarse contra el Opus Dei).

English Version, Click here

Fuentes de interés:

Católicos 2.001, la fuente

www.mond.at/opus.dei. (Inglés)

http://www.geocities.com/racozel/opinion/opusdei.html (Español)

http://stucchi.tripod.com/politica/jlct.htm (Español)

http://www.sig.egss.ulg.ac.be/fchd/CAPRI/CAPRI_OpusDeiMondDipl.9.95.html (Francés)(((

http://users.skynet.be/sky73819/opusdei.html (Inglés)(English)

http://www.webislam.com/07_11_01.htm (Español)(Spanish)

http://www.monde-diplomatique.fr/1995/09/NORMAND/1804.html ( (Francés)French)

http://www.reseauvoltaire.net/dossiers/fichiers/ue-autriche.htm ( (Francés)French)

http://www.chez.com/vap/info/debapt/lobby.htm (Francés)(French)

http://www.geocities.com/puntovista/punto3/opdei.html (Español)(Spanish)

http://www.takingfive.com/opus_dei_1.htm (Inglés)(English)

http://www.multimania.com/tussier/opusdei.htm ( (Francés)French)

http://www.jeux-descartes.fr/OpusDei.htm (Francés)(French)

http://www.el-mundo.es/2000/03/14/sociedad/14N0078.html (Español)(Spanish)

http://www.rebelion.org/opinion/roitman140201.htm (Español)(Spanish)

http://sudinero.elmundo.es/1997/05/02/sociedad/02N0054.html (Español)(Spanish)

http://www.worldmissions.org/Clipper/Catholics/ThePapalUnderground.htm (Inglés)((glish)

María Auxilio de los cristianos, ruega por nosotros





EL OPUS DEI: ¿UN FARISEÍSMO,

UN SADUCEÍSMO, UN

HERODIANISMO?


R. P. Raúl Sánchez Abelend


PRIMERA PARTE: ORDEN

GENERAL

fdfsfas

La Iglesia católica hoy está sumergida en múltiples problemas. Lamentablemente estos problemas se han ido encarnando de quince años a esta parte y ya está institucionalizado, han tomado carta de ciudadanía y forman parte de la mentalidad de la gente. Ahora es muy difícil sacarla de allí. Cuando el último Cónclave, hablaba con amigos de Buenos Aires, y les decía que, si por un milagro Dios nos diera un Papa como San Pío X, que con mano enérgica y con celo quisiera arreglar las cosas, restituyendo, por ejemplo, el verdadero culto, que está en la Misa de siempre y cuya existencia tiene por lo menos, 1500 años (...) si quisiera arreglar eso, ese Sumo Pontífice se quedaría con diez personas, porque la misma gente que quiere que las cosas estén bien ya tiene la mentalidad cambiada. En la nueva misa, por ejemplo, lo único que no quieren es que haya guitarras, y el problema de la nueva misa nunca fue de guitarras. El problema es si se conserva o no se conserva el rito (...).

A raíz del Concilio Vaticano II, que fue la eclosión de algo muy sedimentado, la Iglesia se ha empapado de liberalismo, y no constituye una ofensa para nadie decirlo, porque en las mismas proclamas de las autoridades oficiales está el liberalismo. Incluso algunas emplean fórmulas que son marxistas, como la del "hombre nuevo", pero el hombre nuevo que ahora se menciona, nunca es colocado en una perspectiva sobrenatural, a ese "hombre nuevo" (también San Pablo habla del "hombre nuevo", pero el hombre nuevo que ahora se menciona, nunca es colocado en una perspectiva sobrenatural, a ese "hombre nuevo" que simplifican l ponen siempre en cosas temporales.

Dentro de ese liberalismo, decía, que tiene carta de ciudadanía en la Iglesia, está el llamado "liberalismo de tercer grado".

El "liberalismo de primer grado" es el laicismo. El de "segundo grado", que fue el que primó en los últimos ochenta años de nuestra cultura argentina, consistía en respetar un catolicismo de conciencia (que se enseñara el catolicismo en las parroquias, en las escuelas públicas después de las horas de clase, y también alguna provincia admitió la enseñanza religiosa, etc. etc.) De manera que se trata de un "liberalismo católico".

Ahora bien, el "liberalismo de tercer grado" es el catolicismo lliberal, y el catolicismo liberal ha sido condenado por la Doctrina de la Iglesia, y me remito a los Papas Gregorio XVI con la Mirari Vos, Pío IX con la Quanta cura y con el Sylabus (proposición 80).

Yo coloco al Opus Dei en el "liberalismo de tercer grado": es un catolicismo liberal, y entre el liberalismo y el catolicismo no hay acuerdo posible. Me remito a la obra, que sigue vigente, El liberalismo es pecado", de Sardá y Salvany, y también a la formidable obrita del Cardenal Billot "El error del liberalismo".

Y las tres tentaciones de nuestro Señor Jesucristo dan sentido a los múltiples problemas que vive la Iglesia. Fijémonos que el demonio no puede presentar la última tentación de golpe, tuvo, en cambio, que ir gradualmente (...) El demonio no pudo presentarle abiertamente la tercera tentación a Cristo; en cambio, es muy fácil que un católico con cierta espiritualidad, ejercitando vencer las pasiones, rehuya las tentaciones sensibles y no pueda resistirse a la invitación a "conquistar el mundo". El diablo le dice entonces: "¡Conquista el mundo, porque tú, cuando conquistes el mundo, lo conquistarás para Cristo!

Entonces yo pregunto: ¿con qué tipo de tentación está mechado el Opus Dei? Está mechado con la tercera tentación, que el diablo no puede presentar abiertamente ante nosotros. No se olviden de que eso de querer ganar al mundo para Cristo, aparece como muy apostólico...

Yo sostengo que el Opus Dei hace una síntesis de tres cosa que no son cristianas, y me remito en esto a la historia. ¿Cuáles fueron los enemigos clásicos de Jesucristo mientras vivió su vida pública? El fariseísmo, el saduceísmo y el herodianismo. Los herodianos aparecen menos, sin embargo dialectizan la obra de Jesucristo. "¿Hay que pagar el tributo al César?"... Se lo cuestionaron los herodianos, ,porque no querían la dominación romana, y entonces dialectizan a Nuestro Señor con los problemas de este mundo, y Nuestro Señor, la Sabiduría infinita, manda "dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios". O sea, que esa dialéctica entre lo temporal y lo sobrenatural, es de cuño herodiano.

El Opus Dei, dice Monseñor Escrivá de Balaguer, tiene que volcarse al mundo y secularizarse, y agrega que no debe haber dialéctica entre progresismo e integrismo, entre mundo y espiritualidad (...)

¿Cuáles son las objeciones que los saduceos le ponen a Jesucristo? los saduceos no creen en la resurrección de la carne (...) El saduceísmo es algo puramente temporal, y el Opus Dei tiene un cuño saduceísta con esa apetencia de lo temporal, de los poderes de la política, de la economía, el poder que da el dinero, etc., etc.

Y el fariseísmo, como dice el Padre Castellani repitiendo a San Gregorio Papa, es la corrupción de lo religioso. Y creer que yo me salvo porque pertenezco al Opus Dei, acusa una religiosidad muy malsana.

Pero pienso que, entre este herodianismo, este saduceísmo y este fariseísmo, la clave la da (y esto se le puede escapar a la gente del Opus Dei y a los que simpatizan con él) el saduceísmo. El saduceísmo fue algo que ya en tiempos de Jesucristo se arrastraba del Antiguo Testamento; por eso, al decir que el Opus Dei propugna un neo saduceísmo en los católicos militantes o practicantes, decimos que el Opus Dei está resucitando algo del Antiguo Testamento.

Y el saduceismo, aunque existan matices, viene a ser un sinónimo del calvinismo., El calvinismo aparece en el siglo XVI, recoge la reforma luterana, con su cultura clásica se propone darle un sentido clásico a eso burdo y salvaje que fue la doctrina de Lutero, y fundamenta la salvación estableciendo la predestinación.

¿Cómo hace Calvino para fundamentar esa predestinación? De un modo gráfico, él se pregunta: "¿Cómo me consta a mí, o cómo les consta a los cristianos calvinistas, que estoy, o que están salvados?" Se vale de, y recoge un contexto del Antiguo Testamento. Ustedes saben que Nuestro Señor tuvo que aplicar con los judíos, que eran de dura cerviz, una pedagogía que iba de lo interno a lo externo, de lo sensible a lo espiritual (pedagogía que luego irá depurando). Así, hacía uso de bienes materiales: quien es fiel a Dios, tiene bienes materiales (que en esa época estaban representados por la prole, manadas de ovejas, campos, embarcaciones, etc.). La bendición de Dios, en ese contexto, se manifiesta con bienes materiales, otorga poder.

Y en el libro de Job, encontramos un ejemplo claro. El protagonista, que no es hebreo, puede ser semita, y los especialistas sostienen que pudo haber sido idumeo, es probado por Dios. Dios permite que se quemen sus campos, que se mueran sus animales y sus hijos, que hasta se vuelva leproso y termine rascándose las úlceras con una teja en un estercolero, mientras sus amigo le reprochan: "Tú que fuiste siempre tan bueno con Dios y tan fiel a la Ley, ¿cómo es que Dios te castiga?" Claro ante sus contemporáneos, Job aparecía como maldito, ya que la señal de estar bendecido por Dios era ser rico. Job reniega del día de su nacimiento, pero -como dicen las Sagradas Escrituras. nunca pecó. Pasada la prueba, Dios bendice a Job devolviéndole aquello de lo que lo había privado, pero multiplicado. De manera que, en el Antiguo Testamento, el bendecido por Dios, era el hombre favorecido temporalmente. Y esto nos lleva a Calvino.

Max Weber señala al protestantismo como promotor del capitalismo liberal. Pero, ¿qué protestantismo? El protestantismo calvinista: no en balde el calvinismo influyó mucho en Inglaterra -dueña de dos mares y de la Commonwealth-, y en los Estados Unidos, tanto en su constitución como en su sistema de gobierno, y luego en su espíritu imperialista, que los impulsó a buscar extenderse hacia el oeste y hacia dominios mejicanos, españoles, etc.

Así entonces, el calvinismo recoge la figura del Antiguo Testamento y sostiene que el cristianismo calvinista (el "cristianismo verdadero") que cree en el poder temporal, podrá sentirse seguro de estar salvado. La señal, entonces, es tener poder de las finanzas, los controles de la cultura, integrar un gabinete, fundar universidades, integrar los directorios de bancos, etc., etc. El calvinismo es una expresión depurada, y un poquito refinada, de ese saduceísmo brutal que existía en tiempos de Nuestro Señor, y que forma parte de la mentalidad judía.

Es la característica del Opus Dei: esa apetencia de dominar lo temporal, para luego, mediante ese dominio de lo temporal, hacer apostolado. Obviamente ellos no lo van a decir claramente porque suena un poco fuerte, pero sí van a insistir en que su espiritualidad es laical, es secular, en que hay que lograr una armonía con el mundo.

Bien, si yo procuro una armonía con el mundo, tengo que servirme de todo lo que me da el mundo. Es cierto que "para santificarlo", como dice el Opus Dei, pero no puedo dejar de valerme de aquello que no solamente me brinda, sino que constituye la estructura del mundo. ¿Y cual es esa estructura que constituye el mundo? El poder.

El poder del dinero, de la cultura, de las influencias. El mundo es poder. Porque el mundo sabe que, después de él, no hay nada más. Decía San Pablo que "si no resucitamos para nuestra fe, comamos y bebamos" o sea, vivamos el espíritu del mundo, vivamos el poder, el poder material... con mucho "equilibrio", por cierto, con mucha eutrapelia (buen humor), pero son esas las cosas "del mundo", y esa es la postura del Opus Dei, que insiste en una espiritualilidad laical y en un compromiso con el mundo.

Se puede hacer frente a esto con tres frases del Evangelio. En primer lugar, Jesucristo pone como norma de oro que rige nuestra conducta aquello de "buscar primero el Reino de Dios", su ordenamiento, su santidad, eso significa la justicia, que es el objetivo de todo cristiano, lo que me hace justo ante Dios, y me hace justo porque la Sabiduría de Dios (no la voluntad de Dios), lo ha establecido como justo (la Sabiduría de Dios lo establece y la Voluntad divina lo impera), y lo demás "se dará por añadidura". El espíritu secular, mundano, calvinista, insiste y pone el tono en la "añadidura", más que en el "Reino de Dios".

¿De manera que yo busco primero la añadidura, canonizo, santifico, primordializo la añadidura, para luego buscar el Reino de Dios y su justicia? ¡Jesucristo no nos ha enseñado eso!

Otra frase del Señor: "No ruego por el mundo, sino por estos que están en el mundo". Fueron las palabras testamentarias de Nuestro Señor, las que usó en su sermón de despedida con sus íntimos, cuando el Corazón del Salvador se abrió de par en par, antes de entregarse con plena libertad y por amor a su Padre y a nosotros, a su Pasión.

Y aquélla otra frase que pertenece a Nuestro Señor, aunque la dice San Pablo: "No queráis conformaros con este siglo". Esto lo dice la Palabra Revelada, y junto a ella, todas las éticas cristianas, tan múltiples, tan variadas, desde los Padres del desierto, pasando por todas las corrientes de espiritualidad legítimas, algunas muy fieles, otras quizás no tanto, han presentado esta separación del mundo.

Cuando la Iglesia orienta correctamente al individuo, evitando el clericalismo, siempre le dice que el cristiano, si bien tiene que cumplir sus tareas, sus deberes de estado en este mundo, no puede identificar su fin, su salvación eterna, su felicidad total, con el espíritu del mundo, O sea que el cristiano, aunque está en el mundo, no debe dejarse avasallar por el espíritu del mundo, porque el espíritu del mundo es contagioso y nos aparta del espíritu de Cristo.

Ahora bien, el calvinismo tiene otra inflexión, que resulta un poco más sutil.

El calvinismo se caracteriza por un voluntarismo. La teología y la filosofía cristianas, siempre han defendido la primacía de la inteligencia sobre la voluntad. No el primado racionalista cartesiano, que ya corresponde al mundo moderno(...) "Voluntas sequitur intellectum", es decir, "la voluntad sigue al entendimiento", es un adagio, un apotegma de la filosofía y de la teología católica. El objeto de la voluntad es el bien, pero la voluntad no lo conoce, quien le presenta a la voluntad el bien para que lo desee, lo apetezca y lo alcance, es la inteligencia. La sana teología, y la espiritualidad se basa siempre en una sana teología, no es voluntarista, es intelectualista.

El calvinismo, por el contrario, se basa en un voluntarismo a ultranza. El voluntarismo ya empezó a manifestarse en la decadencia de la Edad Media, sobre todo el la obra de Ghillermo Ockam. Todo el pensamiento moderno no surge de pronto y por obra de René Descartes, sino que se arrastra de la misma corrupción de la escolástica medieval (en ella tuvo su causa y su proceso).

De tal voluntarismo se valdrá Calvino para fundamentar la teoría de la predestinación.

La teoría de la salvación calvinista es horrorosa, porque hace depender la salvación del antojo de Dios. Dios hace nacer a algunos hombres para que se condenen y a otros para que se salven. El que está destinado a salvarse, aunque sea un granuja, se salva; y el que está destinado al infierno, aunque sea un santo varón, se condena.

La predestinación calvinista ha sido condenada por la Iglesia católica, felizmente y con términos claros, como debe proceder la autoridad cuando condena algo, y se debe proceder "dogmáticamente", no "pastoralmente" (que es un término que han inventado ahora y que se presta a cualquier cosa). Cuando se defiende algo, se debe precisar la tesis y se debe obligar a los fieles, por lo menos intrínsecamente, a seguir esa definición si se quiere seguir siendo católico.

Pues bien, hay una predestinación católica, por supuesto que la hay, a ustedes les basta con ver el prólogo de esa bellísima carta de San Pablo a los Efesios. ¿Cómo Dios va a ignorar, en su acto simplísimo de saber, Dios que conoce la omnipotencia de su Sabiduría los futuros contingentes, si alguien está salvado o no? Y quienes se salvan, se salvan por los méritos de Jesucristo. ¿Qué diferencia la predestinación católica de la luterana? La predestinación católica salva la justicia divina: la Sabiduría divina rige a la voluntad divina, aunque todo se aúne en la simplicidad divina.

En cambio, para Calvino, la voluntad divina está sobre y se impone a la inteligencia divina. Y eso se manifiesta al comparar a Dios como legislador y como juez. Para nosotros, los católicos, y conforme a la doctrina d Santo Tomás de Aquino, Dios primero es Legislador, en el orden natural y en el orden sobrenatural. La inteligencia divina ha establecido un orden en el mundo. Creó al mundo y al hombre, rey de la creación, conforme a un orden. Un orden querido por Dios, pero no querido arbitrariamente. Cuando se dice orden, se está haciendo alusión directa a la inteligencia: es propio, y le corresponde al sabio, al que conoce, ordenar (...) De manera entonces que en la concepción católica permanece Dios como Legislador. Dios es nuestro juez, juzgará si nosotros, haciendo buen uso de la libertad en el tiempo, hemos o no hemos cumplido su ley. Dios nos juzgará en virtud de las leyes que nos hadado. No estamos obligados a obedecer ciegamente sus leyes: nos ha hecho libres de acatar o no sus órdenes. Si las hemos acatado, si hemos observado la ley divina, nos juzgará premiándonos. Si no la hemos observado (somos libres de no hacerlo), en ese caso, y no por un antojo, seremos condenados.

En Calvino las cosas se invierten: prevalece el "Dios-juez" sobre el "Dios-legislador". Incluso extenderá esta idea a la concepción del Derecho, y llega a decir que al Derecho "lo hace la voluntad de los jueces". No hay normas objetivas en el Derecho, aún en el Derecho humano, y con mayor razón no las habrá en el divino.

Este calvinismo voluntarista tiene que refugiarse en algo que implique y asegure el ejercicio dl poder, del dominio, en una concepción prometeica y voluntarista del hombre, porque la base de esa horrible predestinación de Calvino es su concepción voluntarista de Dios y de la economía de la salvación. Entonces Dios condena porque prevalece en Él la voluntad y hace lo que se le antoja, y lo que Dios hace es santísimo e inapelable.

Ahora bien, ¿cómo se asegura a un cristiano que está salvado?, cómo se refleja en lo temporal esa Voluntad eterna?, ¿cómo se manifiesta que Dios ha decretado desde su "santísimo antojo" salvarme y no condenarme aunque yo sea un granuja? Dios me beneficiará con bienes materiales, poder, influencias, etc. O sea, se resucita la vieja concepción judía (que antes de Cristo le valió a Dios como pedagogía) trasladada ahora a una visión cristiana. 
Esta idea del paralelismo entre el calvinismo y el "opusdeismo" no es mía. El profesor Elías de Tejada y Espínola la expuso claramente en una de sus glosas, la número 3 de la lección4, página 149 del segundo tomo de su "Filosofía del Derecho". En ella, y a propósito de la concepción jurídica de un prominente hombre del Opus Dei, Álvaro d'Ors, hace notar que tiene su antecedente en el calvinismo, en el voluntarismo y saduceismo calvinistas. Elías de Tejada no emplea exactamente la palabra "saduceísmo", pero en cambio ésta sí aparece en el libro de Wast, en la página 78, a propósito del poder de las finanzas de que se vale el Opus Dei.

Hago un resumen antes de pasar a la parte instrumental:

-Hay múltiples problemas institucionalizados en la Iglesia, que la Iglesia oficial hoy quiere galvanizar, canonizando todo lo que se ha hecho con y a partir del Concilio Vaticano II.

-En este momento de pseudoequilibrio que puede imantar, hipnotizar, adormecer a tantos católicos que son justos, que viven de su fe, que quieren ser católicos desde las entrañas, se introduce con peligro el Opus Dei, que recoge siempre, en los países católicos, sus feligreses, sus socios, en la derecha (no me gusta hablar de "derecha" e "izquierda", ni siquiera en política, porque es un modo liberal de expresarse, pero como estos términos se usan, los tomo a modo instrumental), en nuestro ambiente de derecha,, tradicional, los cautiva con ese orden de fomentar la propia espiritualidad, de prepararlos para conquistar el mundo, porque ese mundo se conquista para Dios, y hay que tener "influencias en el mundo".

El Opus Dei no acepta hacer dialéctica entre tradición y esta nueva postura ante el mundo, esta "apertura apostólica" que nos ha legado el Concilio Vaticano II.

-Hay también un marcado herodianismo en ese compromiso con el mundo, que es el olvido de las palabras divinas: "buscad primero el Reino de Dios..."; y un fariseísmo con ese espíritu de ghetto que los caracteriza y que hace que les importe salvarse ellos y no a los demás, cuando el genuino espíritu católico es tener afán apostólico de salvar a todos, porque aún el monje, el anacoreta en el desierto, buscan la salvación de las otras almas. No en balde pío XI declaró "Patrona de las Misiones Católicas" a Santa Teresita, una monjita recluida en un Carmelo, que, sin embargo, hizo tanto por las misiones como el incansable San Francisco Javier, que sí se esforzó materialmente. Todo espíritu de oración y de sacrificio no es de ghetto, sino que es para todos.

-Y en esa perspectiva se inscribe el Opus Dei especialmente con su característica de "saduceísmo calvinista", o de "neocalvinismo" que resucita al saduceísmo. con esa impronta, con esa tónica, con esa dominante, especialmente en el afán de lo temporal, por más que la gente del Opus Dei diga que se trata de conquistar el mundo para Cristo.

-Es un calvinismo voluntarista, de ahí la convicción de estar salvado por la pertenencia al grupo, y que los demás revienten (disculpen la expresión un poco brusca), y que responde a esa concepción calvinista de la predestinación por la que Dios salva a quien quiere, y a quien quiere condena.

SEGUNDA PARTE: PARTE INSTRUMENTAL

Entre las cosas que el Opus Dei defiende, está el pluralismo.

Una santa doctrina católica no puede defender el pluralismo. Y en eso me acoto a lo que dice San Agustín: "sólo la verdad tiene derecho, el error no tiene derechos". Me dirán: "Padre, el Concilio Vaticano II sacó un documento sobre la libertad religiosa, que canoniza en la letra, y no sólo en el espíritu, el pluralismo y la libertad religiosa".

Según esto, parece que el error tiene tanto derecho como la verdad... Y bien, ante este decreto del Concilio Vaticano II yo levanto la Quanta cura, en la que Pío IX comprometió su infalibilidad.

Como se ha dicho desde la suprema cátedra romana, lo ha dicho el Sumo Pontífice, este Concilio no fue dogmático, fue pastoral. y los dogmático prevalece sobre lo pastoral. Cuando veo que lo pastoral va en contra de lo dogmático y lo oscurece, yo me atengo a lo dogmático, y Pío IX, como ya dije, en la Quanta cura compromete su infalibilidad.

De manera entonces, que el pluralismo no se puede defender (...).

El pluralismo está rechazado por la doctrina católica, mientras que el Opus Dei en el libro "Conversaciones con Mons. Escrivá de Balaguer", defiende el pluralismo.

Jesucristo nos manda que confesemos públicamente nuestro catolicismo. Es evidente que un católico no tiene necesidad de andar con un altavoz diciendo en todas las esquinas del pueblo: "¡soy católico!". Pero Santo Tomás de Aquino en la "Suma Teológica" cuando habla de la confesión de la fe (que es un acto de fe externo), sostiene que, cuando se pone en duda, cuando se tergiversa, cuando se enturbia la fe, hay obligación de confesar la fe. Y Jesucristo dice en San Lucas (hay lugares paralelos también en San Mateo y San Marcos): "A aquel que me confesare delante de los hombres, Yo lo confesaré delante de mi Padre".

Así que Nuestro ¨Señor nos pide la confesión pública de nuestra fe católica: cuando esta fe católica se ve atacada o enturbiada, yo no me puedo cruzar de brazos. Y aquí Monseñor Escrivá de Balaguer dice que no hay que confesar públicamente el catolicismo. Está en la página 72 y siguientes de la obra citada.

Con respecto a la libertad personal, encontramos una libertad personal hipertrofiada, que no está comprometida con nuestra fe católica.

En buena hora que usemos de nuestra libertad personal; hay que usarla, que para eso Dios nos hizo hombres. No habría historia humana si no existiera el agente de la historia que es el hombre, agente racional y libre (...). Pero nuestra libertad no es absoluta. Lo único absoluto es la verdad, y Jesucristo ha dicho "la verdad os hará libres".

Yo no le voy a discutir a quien me hable de "dignidad humana", pero según nuestro catecismo de la infancia, según Santo Tomás de Aquino, lo correcto es hablar de "dignidad de la naturaleza humana". Sin duda, la naturaleza hunama se manifiesta en nosotros desde que somos personas, pero la oración que bendice el agua, la segunda oración hermosísima del Ofertorio de la Misa tradicional dice: "Oh Dios, que maravillosamente creaste la naturaleza humana y más maravillosamente la restituiste, bendice...", etc. Vemos que habla de la "naturaleza humana", y exalta la obra de restitución por encima de la de creación. Pero aún en esa naturaleza humana primero está la verdad, primero está nuestra inteligencia, que está hecha para la verdad. Y si al hombre se le concedió libertad, será para que libremente busque y alcance el bien. Porque el hombre no puede buscar y abrazar la verdad si no es libremente. El modo de ser humano ante las grandes cosas es libre (a diferencia de las funciones vegetativas, que prescinden de la libertad).

Promover como un ideal, como un desideratus, como la esfera suprema del hombre, la libertad personal, al margen de la verdad católica, promover ese "liberalismo de tercer grado", está patente en la obra que cité ("Conversaciones con...") del fundador del Opus Dei, páginas 55 y 59 como así también en otra obra: "El Opus Dei y la libertad religiosa y de conciencia", Página 70.

A nosotros nos toca defender la escuela católica (...) no podemos a que nuestra universidad, nuestra escuela pública (primaria y secundaria) sea católica, porque el catolicismo debe primar en la enseñanza, como debe primar en toda la estructura cultural y política del país. Pues bien, el Opus Dei rechaza o hace caso omiso de la escuela católica. Llama la atención que ninguno de los colegios o universidades que han abierto en nuestro país lleven nombre religioso, y que no haya restos externos de pertenecer a un grupo que se dice católico.

Habla de la "autonomía universitaria". Yo soy el primero en defender la autonomía de cátedra, siempre que se conforme a la verdad (una autonomía de cátedra para la subversión es inadmisible). Sin embargo el Opus Dei defiende una autonomía universitaria no comprometida con la verdad católica (página 117 y siguientes de la citada obra). Es la dialéctica que apunté al principio, a propósito, a propósito del herodianismo, dialéctica entre integrismo y progresismo. Dice Escrivá de Balaguer: "No tenemos que dejarnos llevar de la falsa dialéctica entre integrismo y progresismo, nosotros estamos por encima de esa dialéctica". Está en la página 43.

En cuanto al ecumenismo, hace gala del mismo.

Acabo de leer, en "Itineraires" nº 220, página 159, de febrero de 1978, que Louis Salleron habla del ecumenismo y dice: "el ecumenismo es la parte más importante y misteriosa del pontificado de Pablo VI" (que es cita de las mismas palabras de Pablo VI, quien dijera: El ecumenismo es la parte más importante y misteriosa de mi pontificado").

Entonces se pregunta el mencionado autor: ¿por qué ese misterio? ¡Si lo más importante para un Pontífice, aquello que marca su pontificado, no puede tener un sentido misterioso, tiene que ser clarísimo!

Ya sabemos para qué ha servido ese ecumenismo posconciliar. Y ese ecumenismo se conforma a la dinámica y realiza el espíritu del Opus Dei.

En la definición del Opus Dei está latente ese espíritu secularizante, universalizante (los protestantes y los no cristianos pueden integrar la filas del Opus Dei). "Amar apasionadamente", son palabras de una homilía de Monseñor Escrivá de Balaguer, pronunciada el 8 de octubre del año 1967, en el campus de la Universidad de Navarra (...).

Siguiendo con la obra que venimos analizando ("Conversaciones con Monseñor Escrivá de Balaguer"), el periodista que entrevista a Monseñor hace la siguiente pregunta: "¿Cómo se inserta el Opus en el ecumenismo?"

Responde Monseñor Escrivá de Balaguer: "Ya le conté el año pasado a un periodista francés, y sé que la anécdota ha encontrado eco incluso en publicaciones de hermanos nuestros separados, lo que una vez le comenté al Santo Padre Juan XIII, movido por el encanto afable y paterno de su trato: "Padre Santo, en nuestra Obra siempre encontramos todos los hombres, católicos o no, un lugar amable, y no he aprendido el ecumenismo de Vuestra Santidad". Él se rió emocionado porque sabía que ya desde 1950 la Santa Sede había autorizado al Opus Dei a recibir como asociados cooperadores a los no católicos y aún a los no cristianos. Son muchos, efectivamente, y no faltan entre ellos pastores y obispos de sus respectivas confesiones, los hermanos separados que se sienten atraídos por el espíritu del Opus Dei y colaboran en nuestro apostolado. Y son cada vez más frecuentes, las manifestaciones de simpatía y de cordial entendimiento a que da lugar el hecho de que los socios del Opus Dei centren su espiritualidad en el sencillo propósito de vivir responsablemente los compromisos y exigencias bautismales del cristiano".

Dice Monseñor Escrivá de Balaguer que el "Camino", que es el libro de espiritualidad del Opus, es como el Libro de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola. Así, "Camino" sería un libro "de los Ejercicios del siglo XX".

Tuve la dicha de hacer los Ejercicios Espirituales de San Ignacio en un retiro de treinta días y, a pesar de admirarlos, no afirmo que sea la única forma de espiritualidad. Si "Camino" se asemeja al Libro de los Ejercicios ignacianos, no lo sé, lo que sí puedo afirmar es que no tiene nada de la "Imitación de Cristo" atribuida a Kempis.

Comprendo que la "Imitación..." pueda chocarle a algunas personas, ya que su visión antropológica, su concepción del hombre y su contorno, es un poco pesimista. Después de todo, es una obra escrita a fines del siglo XV, cuando ya la decadencia de la filosofía escolástica se manifestaba en el voluntarismo y se presagiaba la tormenta de la Edad Moderna. Admito todo eso. Pero no se puede negar que la "Imitación de Cristo" separa el espíritu del mundo del espíritu de Cristo. El Libro II de la "Imitación...", tiene una bomba H de la vida espiritual, que si cumplimos, nos hacemos santos.

Allí nos dice que en aquello que vales y no te aprecien, si lo haces por amor a Cristo, poco te importará, y te quedarás en paz, y con la paz que te da Dios.

Bien, esta idea de la "Imitación...", este "ama ser ignorado", no se compagina con esas pequeñas pinchaduras de vanidad que nos da el "Camino", cuando dice: "¡sé águila!"... Seremos águilas o seremos lo que Dios quiera cuando nos ubique en su gloria, si por su misericordia nos salvamos.

Respecto al pluralismo, en la página 101 del libro que venimos estudiando (de Editoral Rialp, que dicho sea de paso, es del Opus Dei) del año 1968, dice el entrevistador: "Aclarado este punto, quisiera preguntarle, Monseñor, cuáles son las características de la formación espiritual de los socios que hacen que quede excluido cualquier tipo de interés contemporal en el hecho de pertenecer al Opus Dei.". Entre otras cosas, responde Escrivá de Balaguer: "Como consecuencia del fin exclusivamente divino de la Obra, su espíritu es un espíritu de libertad, de amor a la libertad personal de todos los hombres. Y como ese amor a la libertad es sincero y no un mero enunciado teórico, nosotros amamos la necesaria consecuencia de la libertad, es decir, el pluralismo". En el Opus Dei, como vemos, el pluralismo es querido y amado, no solamente tolerado, y en modo alguno, dificultado. Así que aquí Monseñor Escrivá de Balaguer habla expresamente de pluralismo.

Respecto a la confesión pública de la fe, una cita de la página 72: "Tuve ocasión, Monseñor, de escuchar sus respuestas a las preguntas que le hacía un público de más de dos mil personas reunidas hace año y medio en Pamplona. Insistió usted entonces en la necesidad de que los católicos vivan como ciudadanos libres y responsables y que no vivan de ser católicos. ¿Qué importancia y qué proyección le da usted a esa idea?".

Y contesta Monseñor: "Nunca ha dejado de molestarme la actitud del que hace profesión de llamarse católico, como la de quienes niegan el principio de la responsabilidad personal, sobre la que se basa toda la moral cristiana. El espíritu de la Obra y de sus socios es servir a la Iglesia y a todas las criaturas sin servirse de la Iglesia. Me gusta que el católico lleve a Cristo, no en el nombre, sino en la conducta, dando testimonio de vida cristiana. Me repugna el "clericalismo" (¡bueno!, hay muchas clases de clericalismo, a mí también me repugna "cierto" clericalismo). Y comprendo que, frente a un anticlericalismo malo, hay también un anticlericalismo bueno que procede del amor al sacerdocio, que se opone a que el simple fiel o el sacerdote use de una misión sagrada para fines terrenos. Pero no piense que con esto me declaro contra nadie, No existe en nuestra Obra ningún afán exclusivista, sino el deseo de colaborar con todos los que trabajan para Cristo y con todos los que, cristianos o no, hacen de su vida una espléndida realidad de servicio.

"Por lo demás, lo importante no es sólo la proyección que le he dado a estas idas especialmente en 1928 (fecha de fundación de la Obra) sino la que le da el Magisterio de la Iglesia. Y no hace mucho, con una emoción para este pobre sacerdote que es difícil de explicar El Concilio ha recordado a todos los cristianos en la Constitución dogmática "Gaudium et Spes", que deben sentirse plenamente ciudadanos de la ciudad terrena, trabajando en todas las actividades humanas con competencia profesional y con amor a todos los hombres, buscando la profesión humana a la que son llamados por el sencillos hecho de haber recibido el bautismo"

Evidentemente que aquí no nos conmina el ilustre Monseñor a que hagamos una confesión pública de nuestra Fe. más bien dice que "no conviene", porque cristianos o no, basta con que se trabaje con responsabilidad personal. Hay otros textos concordantes, pero los dejo para no extenderme.

Sobre la escuela católica

En la página 119 del libro le preguntan: "¿No opina usted que después del Vaticano II han quedado anticuados los conceptos de "colegios de la Iglesia", "colegios católicos", "universidades de la Iglesia", etc.? ¿No le parece que tales conceptos comprometen indebidamente a la Iglesia o suenan a Privilegio?"

A esto Escrivá de Balaguer contesta, entre otras cosas: "He de confesar por otra parte, que no simpatizo con expresiones tales como "escuela católica", "colegio de la Iglesia", etc., aunque respeto a quienes piensan lo contrario. Prefiero que las realidades se distingan por sus frutos, no por sus nombres. Un colegio será efectivamente cristiano cuando, siendo como los demás, tratando de superarse, realice una labor de formación completa, también cristiana con el respeto de la libertad personal y con la promoción de la urgente justicia social".

Dice claramente entonces: "Yo no me comprometo con la expresión "escuela católica", cuando nuestra obligación, máxime de un país liberal, es promover la escuela católica.

Sobre la dialéctica entre integrismo y progresismo


 


 
 

Estatutos Secretos Del Opus Dei by api_user_11797_biggyuyo













Hoy habia 4 visitantes (29 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
Altarcatolico. Todos los derechos sobre marca, nombre, logos reservados. Revisión 05/06/16. Próxima revisión 01/06/20.

AltarCatolico. Todos los Derechos Reservados. 2004

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=