UBS

altarcatolico

PUBLICIDAD

DIOS, PATRIA Y FAMILIA


Un hereje es un bautizado que rechaza un dogma de la Iglesia Católica Romana.

Un cismático es quien niega estar en comunión con el Papa verdadero (con lo que desde San Pedro hasta Pio XII dijeron Ex Cathedra) o con los verdaderos católicos.

Un apóstata es quien rechaza por completo la fe cristiana.

Todos los herejes, cismáticos y apóstatas se separan automáticamente de la Iglesia Católica (Pío XII, encíclica Mistici corporis, 29 de junio de 1943). Por lo tanto, quien es hereje, apostata o cismatico no es católico (Papa León XIII, encíclica Satis cognitum, 29 de junio de 1896). Y la mayoría de los herejes están convencidos que no niegan dogma alguno, cuando en realidad sí lo hacen.





 


fsdfsdsf

Estamos en contra de las malas traducciones biblicas como la version Latinoamericana, la del peregrino, la de Dios Habla Hoy e inclusive la de Jerusalen (anexamos las biblias protestantes por obvia razones).






¡DETENTE! ¡EL CORAZÓN DE JESÚS ESTÁ CONMIGO!



Oremus pro Pontifice nostro Pio XII. Dominus conservet eum, et vivificet eum, et beatum faciat eum in terra, et non tradat eum in animam inimicorum ejus. Omnes Sancti et Sanctae Dei, intercedite pro eo.



VIRGEN DE LA SALETTE ¡ORA PRO NOBIS!

"Los sacerdotes, ministros de mi Hijo, por su mala vida, por sus irreverencias y su impiedad al celebrar los santos misterios; por su amor al dinero, a los honores y a los placeres, se han convertido en cloacas de impureza... Roma perderá la fe y se convertirá en la sede del Anticristo" (Nuestra Señora de la Salette, Francia, 1846)



 


Oración por los Sacerdotes catolicos verdaderos ordenados hasta 1968.


Oh Jesús, Pontífice Eterno, Buen Pastor, Fuente de vida, que por singular generosidad de tu dulcísimo Corazón nos has dado nuestros sacerdotes para que podamos cumplir plenamente los designios de santificación que tu gracia inspira en nuestras almas; te suplicamos: ven y ayúdalos con tu asistencia misericordiosa. Sé en ellos, oh Jesús, fe viva en sus obras, esperanza inquebrantable en las pruebas, caridad ardiente en sus propósitos. Que tu palabra, rayo de la eterna Sabiduría, sea, por la constante meditación, el alimento diario de su vida interior. Que el ejemplo de tu vida y Pasión se renueve en su conducta y en sus sufrimientos para enseñanza nuestra, y alivio y sostén en nuestras penas. Concédeles, oh Señor, desprendimiento de todo interés terreno y que sólo busquen tu mayor gloria. Concédeles ser fieles a sus obligaciones con pura conciencia hasta el postrer
aliento. Y cuando con la muerte del cuerpo entreguen en tus manos la tarea bien cumplida, dales, Jesús, Tú que fuiste su Maestro en la tierra, la recompensa eterna: la corona de justicia en el esplendor de los santos. Amén. (S.S. Pio XII)



SANCTA MISSA TRIDENTINA


 
Adhere, Hodie et Semper


 

Hoy habia 6 visitantes (95 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
Altarcatolico. Todos los derechos sobre marca, nombre, logos reservados. Revisión 05/06/16. Próxima revisión 01/06/20.

AltarCatolico. Todos los Derechos Reservados. 2004

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=